Buscar

¿Se puede separar el arte del artista?

Voy directo al grano, hoy escribo para hacer un montón de preguntas y no tanto dar respuestas como normalmente hago aquí.


¿Se debe separar el arte del artista? ¿Cómo puedo admirar a alguien que por fuera de su talento me hace sentir horrible? ¿Cómo puedo disfrutar de su arte si eso implicara que de alguna manera lo estoy apoyando? ¿Qué debemos hacer si el creador de una obra que marcó la historia del arte es una persona tan espantosa? ¿Podemos separar el arte del artista? Es más, ¿debemos hacerlo? ¿Es posible admirar arte sin tomar en cuenta los pecados de su creador? Ah, ¡qué difícil!


Qué difícil si Picasso era misógino, maltrataba a sus mujeres, Caravaggio era un matón de primera y Gauguin se casaba con niñas de 13 y 14, ¿qué hacemos nosotros como admiradores?¿Es tan valiosa su contribución al mundo del arte como para ignorar la ley o la ética?


Es bien fácil para mi hacer un boycott de Kevin Spacey, pero no me toques a mi Picasso porque ¿hellow? ¿Cubismo? ¡Duh! Este es un ejemplo perfecto de que entre más amantes seamos de su trabajo, es más difícil ser objetivos ante sus conductas. El problema es que la reacción frente a la realidad de grandes artistas no es lógica sino es emocional. Darte cuenta que tu mero, mero no es lo que pensabas ¡es horrible! ¿Qué pasa cuando el genio sobrepasa la maldad de alguien? ¿Se puede? Aquí el tema es que cuando un artista hace un cuadro, deja de ser de él y se convierte en nuestro. Así como sus groserías no nos pertenecen, pero su obra sí.


No creo que deban existir cálculos gigantescos en los que desenterremos errores ocultos y purguemos nuestros museos y la historia del arte de cualquier artista que haya hecho algo ofensivo. Los museos son los titulares de nuestras historias y deben expresar lo bueno y lo malo. Y cuando sale algo más a la luz a atestiguar sobre malas acciones, lo hecho, hecho está. No hay vuelta atrás. Las personas tienen derecho de compartir historias y nosotros el derecho de escucharlas, nuestro papel es cuestionarnos y saber si pasar o no el conocimiento con el trabajo en cuestión.


Pero también importa cuánto la obra de arte te recuerda los actos imperdonables, por ejemplo Picasso, es bastante fácil ver la misoginia en Les Demoiselles d’Avignon, una pintura que retrata a prostitutas de una calle en Barcelona y menos en Guernica, obra de arte que expresa gritos de desesperación y desamparo en la guerra. Existen muchísimos críticos de arte que abogan que debemos odiar el pecado y amar al pecador… sin embargo no olvidemos que lo que ellos dicen no siempre está escrito sobre piedra, cada quien sus chivas. ¿Ustedes qué piensan?



Hablemos de arte la próxima semana.

0 vistas

© 2018, Hablemos Arte

bloghablemosdearte@gmail.com

Historia del arte

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon