• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

© 2018, Hablemos Arte

bloghablemosdearte@gmail.com

Historia del arte

Buscar

El Precio del Arte

Actualizado: 21 de oct de 2018

El mundo del arte está controlado por un número muy pequeño de coleccionistas y empresarios multimillonarios y no es porque sepan más de arte que tu y yo, bueno si… tantito. Están metidos porque la triste realidad es que es un negocio, en tan sólo el 2017 se hicieron 63.7 billones de dólares.


Y ¿cómo se decide el precio de lo que se vende? Depende de muchas cosas pero de acuerdo a la comerciante de arte, Marla Goldwasser, existen unos criterios básicos para poder darle un valor numérico a cualquier obra artística. Escribió un artículo muy largo pero se los resumo en 7 puntos clave:


1. Su valor estético Qué tan bonito está, qué colores combinó, etc.

2. Si es provocativo y/o conmovedor Te hace sentir triste o enojado.

3. La historia y/o trayecto del artista que hizo la obra Si el que la pintó se cortó la oreja y causó controversia, súmale unos 5 millones de dólares

4. La escasez Si el que la hizo nada más pintó esa, súmale otros 30.

5. Valor intrínseco Lo que vale actualmente o a lo que se vendió la última vez.

6. Tamaño de la pintura Si te avientas un Guernica de Picasso, súmale otros 40.

7. Galería famosa Si se vende en Gagosian, galería que representó a Basquiat o Damien Hirst, finalmente súmale, otros 100.


Otro aspecto muy importante es que los precios también dependen de quién lo esté comprando. Las galerías hacen todo lo que está en sus manos para ahuyentar a compradores que no son considerados de la high society dentro del mundo del arte. Daniel Radcliffe, el mismísimo Harry Potter, trató de comprar una pintura en el 2012 y le dijeron que no porque estaban esperando a que un coleccionista más prestigiado la comprara.


En mi opinión, fijarle un precio a una obra de arte y elevarla números astronómicos le quita el sentido. Esto es porque en lugar de centrarnos en la intención del artista, en preguntarnos “por qué pintó esto?”, en admirar talento o disfrutar el mensaje, le damos valor a la pintura dependiendo de qué tan cara se vendió. Es bien fácil dejar que nuestra mente se decida por el Rothko que vale 87 millones de dólares en lugar del que vale 30.


Mark Rothko, Untitled (Orange, Red, Yellow), 1961.

La conversación que quisiera empezar es que no se nos olvide que no debemos confundir calidad y precio. Una pintura no tiene que ser mejor que otra sólo porque vale más, contradice todo lo que nos han dicho del arte. No debería de estar dominado por tan solo unos coleccionistas, ni unos artistas, tampoco por ciertas galerías, ni ciertos museos. Disfruto mucho ver subastas de Christie’s o Sotheby’s porque si es muy interesante ver a dos multimillonarios pelearse para demostrar su poder adquisitivo e invertir en el negocio del arte pero de igual manera, jamás se me olvida que el tiempo, el talento y las ideas de un artista, como la MasterCard: no tienen precio.


Regístrense aquí abajo y déjenme sus comentarios, siempre es padrísimo platicar con ustedes sobre estos temas.


Hablemos de arte la próxima semana.

1,303 vistas2 comentarios